jueves, 23 de julio de 2009

REDECORANDO LA LUNA

Se cumplen cuarenta años de la llegada del hombre a la Luna. El 20 de julio de 1969 el señor Neil Armstrong pisa tierra lunar junto con sus compañeros. El 20 de julio de 2009 unos empleados de librería desearían estar en la Luna antes que moviendo cajas, libros y muebles para redecorar su lugar de trabajo (Esto último es broma, por supuesto). El caso es que estos intrépidos hombres, los de la librería, no los del Apollo XI, comenzaron a hablar del tema de la Luna y el cine. La verdad es que el cine siempre ha querido salir de los límites de la Tierra en busca de nuevas formas de entretenimiento. Ya desde el comienzo de los tiempos del cine se imaginaba la llegada del hombre a la luna. Un ejemplo es la película de Mèliés Le Voyage das la lune de 1902 o From the Earth to the Moon de Byron Haskin en 1958, pero en realidad la Luna no fue el límite. El cine siempre ha mirado más allá de nuestro satélite e imaginaba invasiones desde Marte, Invaders from Mars de William Cameron Menzies o incluso desde más lejos. Siempre eran ellos los que venían a nosotros, por lo general a someternos o aniquilarnos, y escasas son las ocasiones en las que nosotros hemos ido a devolverles la visita. Lo curioso del tema es que han sido pocas las películas que han tratado el acontecimiento en sí, es decir, el relato del viaje de los astronautas del Apollo XI a la Luna. Tal vez sea porque todos lo vimos en directo por la televisión y eso hizo que se difuminara su magnitud. Era como si Vietnam y la Luna estuvieran al mismo alcance, es decir, acercándose al televisor y encendiéndolo. La realidad es otra... no interesó en su día hacer una película espectacular porque la misión salió bien. De verdad que es así. Si lo hubieran pasado fatal, si hubieran tenido mil y un problemas, si huebieran descubierto vida inteligente en la Luna o si hubieran destapado un complot alienígena para destruir la Tierra entonces seguro que tendríamos película de gran presupuesto salidita del horno de Hollywood para el uso y disfrute de todos nosotros. Todos los grandes acontecimientos de la humanidad, según Hollywood, tienen su versión cinematográfica, a saber, Grecia, la caída del Imperio Romano, las grandes revoluciones, el descubrimiento de América, y si las tenemos es porque fueron cruentas o porque supusieron un enorme cambio en el rumbo del planeta y sus habitantes (insistimos, según Hollywood). En fin, poco más tenemos que decir. Seguiremos redecorando la tienda mientras mantenemos debates como este.
Un saludo.

2 comentarios:

La púrpura dijo...

Hola!
Soy periodista y amo el buen cine.

Un amigo muy querido llegó de España con un regalo maravilloso: el guión de La lengua de las marioposas, editado por ustedes.
A diferencia de la ciudad de México, donde vivo, no hay un recinto como 8 1/2.
Felicidades por hacer del cine algo tan emotivo y al alcance de los férreos aficionados... aunque algunos estemos muy lejos de este hermoso lugar. Algún día los visitaré y haré compras al mayoreo!! Lo prometo.

Saludos!

lili.rodmar@gmail.com

María dijo...

Muchísimas gracias por tus palabras. Esperamos que puedas venir a visitar la librería en directo.

Ocho y Medio